Can you speak english?

Can you speak english?

Debió ser en el transcurso de nuestro ajetreado siglo XVIII cuando, durante las dominaciones británicas de la isla, arraigó aquí en Menorca, y especialmente en Mahón, la conocida afirmación menorquina de que, en inglés, “very good vol dir puput, very well vol dir Miquel…. i tot lo demés com noltros”. Para los menorquines de la época debió ser chocante la convivencia con otra cultura distinta y distante y ello, sin duda, dio pie a jocosas ocurrencias populares. Y así, esa leyenda popular basada en nuestro conocido “m’ enfotisme”, se ha ido trasladando a través de generaciones hasta nuestros días. Una tradición oral más que nutre nuestra personalidad como isleños.

Pero desgraciadamente sabemos que aprender un idioma de forma correcta, en este caso el inglés, no es tan fácil como dice ese ‘ditxo menorquí’ tan tradicional. Aprender un idioma de forma fluida requiere de muchos esfuerzos. Esfuerzos que han devenido en imprescindibles para poder deambular hoy tanto física como digitalmente por nuestro mundo globalizado.

Un joven que hoy no hable inglés de forma eficiente es una especie de ‘manco de Lepanto’ que no podrá desarrollar sus habilidades en ningún campo más allá de cultivar el provincialismo más empobrecedor. Un joven sin un conocimiento fluido de inglés queda lastrado en su vida laboral y en su relación social y mundana.

En el 2010 escribí un artículo titulado “Do you speak english?” que tuvo una cierta resonancia a nivel nacional ya que fue reproducido en varios periódicos a raíz de su publicación en la web nacional de UPyD. En aquel escrito lamentaba el nivel de la enseñanza en España, en Baleares y, especialmente, en Menorca que, con el respaldo de Pisa, evidenciaban un auténtico fracaso social. En nuestras islas está claro que una parte de la culpa de ese fracaso la abona la deficiente preparación, con afortunadas excepciones, eso sí, de una parte de los maestros formados en la unidireccionalidad ideológica. Son los que están más interesados en defender una determinada ideología basada en la imposición forzosa de una lengua regional y minoritaria sin recorrido comercial alguno más allá de sus estrechos límites geográficos que ofertar una amplia visión cultural internacionalista. También la clase política , acomplejada y rehén de su incompetencia, ha devenido en un lastre para una educación en libertad. . Dada esta realidad, y ante la evidencia de la carencia de intención política por aplicar un efectivo trilingüismo, cabe preguntarse si hay algún partido político que incluya en su programa para estas próximas elecciones la instalación de un Colegio Británico en nuestra isla. ¿Piensa algún partido dar la oportunidad de elección a las familias que no quieran pasar por el tubo de la obligatoriedad de una educación identitaria?

En aquel citado escrito decía: “Esas doctrinas (referidas a la imposición unilateral)…..no conciben la educación como un fin en si mismo, sino como una forma de extorsión de la realidad al servicio de una ideología. Dejar la educación en manos del nacionalismo degenera a aquella en mera herramienta de ingeniería social que diluye al individuo en beneficio de determinados rasgos colectivos de grupo. “Sectarizar” y catalanizar forzosamente nuestra educación balear ha dado el resultado que comprobamos”.

“Sólo hay una excepción: las familias que se pueden permitir que sus hijos accedan a una educación liberal y multilingüe de calidad. Naturalmente son las menos. Sólo los privilegiados pueden enviar a sus hijos a estudiar al extranjero en colegios ingleses, liceos franceses o Institutos alemanes ….. Y eso aumenta naturalmente la diferencia social. Crea nuevas clases en cuanto a que fomenta las diferencias de preparación entre chicos de una misma edad. Distintos niveles de preparación para afrontar el futuro”. Haber impuesto el catalán estandard como idioma vehicular en la enseñanza ha sido catastrófico para que nuestros estudiantes tengan una visión cosmopolita de la cultura. A los políticos que deciden deberíamos preguntarles ¿Can you speak english?.

Notas:

1- Andrés Spitzer, candidato de Ciudadanos de Menorca al Ayo. de Mahón es, por parte de madre, nieto de Amelia Gomila Sirerol, a su vez hija de mi abuelo Don Juan Gomila Borrás que fue Presidente del Ateneo en tiempos de la República. Por parte paterna Andrés es nieto de la famosa actriz española María Isbert y biznieto del gran Pepe Isbert, icono de la cinematografía española y a quien todos recordamos, entre otros muchos filmes, en su papel de alcalde en el ‘Bienvenido Mr. Marshall’ de Berlanga. ¡Mira por donde ¡

Juan José Gomila Félix.

admin_ciudadanos

Comentarios